lunes, 7 de julio de 2014

Cifuentes duda de que el Orgullo Gay este dentro del derecho a manifestarse

Sorpresa han causado las declaraciones que ha hecho la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, en las que afirma de que la manifestación estatal del Orgullo Gay tiene una naturaleza distinta al resto de manifestaciones y que "existen dudas de que este tipo de acontecimientos entren dentro del derecho de reunión".

Aunque finalmente la Delegación ha decidido que sí entra dentro del derecho de manifestación y, por tanto, la institución tiene que regularla, como así ha ocurrido hasta ahora. Cifuentes comento sobre la manifestación del Orgullo Gay que "en el derecho de reunión no entra una manifestación con carrozas".

"Eso no es derecho de reunión, es otra cosa. Pero como tiene ese componente reivindicativo, es un acontecimiento a caballo entre ese derecho y algo más lúdico", ha dicho Cifuentes, que ha pedido un informe a la Abogacía del Estado sobre su competencia en este tipo de eventos.

También Cristina Cifuentes reconoció que ha recibido cartas de asociaciones de empresarios de la noche madrileña y de los comerciantes del Gran Vía solicitando que reconsidera su decisión y que el Orgullo Gay pasase al final por la Gran Via  porque esta opción es "una fuente de ingresos" para los comerciantes y empresarios de esta zona. "Pero yo tengo que velar por la seguridad de todos", les respondió.

Las declaraciones de Cristina Cifuentes han causado sorpresa en los Colectivos LGBT, ya que es una de las pocas políticas del Partido Popular que se ha mostrado a favor desde el primer momento al Matrimonio Igualitario, y apoyado al Colectivo LGBT siempre.







1 comentario:

  1. ¿Sorprenden las declaraciones de Cristina Cifuentes llamando a cumplir con la Ley sean quienes sean los que se manifiesten? ¿Es eso lo que nos sorprende? Tiene mucha parte de razón, ya que desde hace muchos años, el orgullo ha dejado de ser una reivindicación para convertirse en el negocio de cuatro empresarios que tienen a las organizaciones Cogam y FELTGB comiendo de su mano por el dinero que les sueltan. Pero eso no quiere decir que se deje de hacer, pero en vez de Manifestación, que lo llamen otra cosa y que se haga como en la cabalgata de Reyes, o en los Carnavales, o.... ah claro, que el Orgullo sigue siendo una fiesta privada porque los organizadores se niegan a que sea declara Fiesta Popular de Madrid, con lo que eso implicaría de protección para la fiesta, pero que dejaría de ingresas las arcas de muchos porque la organización del mismo tendría lugar mediante concurso público y la fiesta estaría auditada. Acabáramos... Ese es el problema, por eso el Ayuntamiento, que colabora más de la cuenta cediendo espacios publicos y cortando la Gran Vía para una fiesta, insisto, privada, exige que se cumplan las normativas para este tipo de eventos. Otra cosa sería si fuera declarada Fiesta Popular de Madrid, no habiendo problemas de megafonía, ni de seguridad ni de avalanchas ni nada, peeeeeeero, eso de quitarle el negocio a los cuatro de siempre que se aprovechan, no les va a gustar nada.

    A lo mejor un día aprendemos que para conseguir la normalidad, hay que comportarse todos los dias del año como personas normales, y no exigir más de la cuenta.

    ResponderEliminar