jueves, 9 de junio de 2016

Carta homenaje a Pedro Zerolo

Hoy 9 de junio hace un año que te marchaste, recuerdo perfectamente esa triste mañana, no podía creer lo que estaba leyendo por el Twitter, te nos habías ido en silencio sin hacer ningún ruido. Mi reacción tras esa triste noticia fue la de llorar, llorar como un niño pequeño al que de repente le quitan de golpe todos sus sueños. No podía entender que te fueses tan pronto, aun te necesitábamos.
 
Desgraciadamente no puede llegar a conocerte en persona, me hubiera gustado escuchar tus sabias palabras y reflexiones dándome consejos sobre activismo lgtb. Justo meses después de fallecer me entere que ese mismo año diste una charla sobre activismo y movimientos sociales en mi antiguo instituto, me hubiese encantando ir, seria la primera vez que te hubiese conocido en persona.

Recuerdo cuando era un adolescente diferente al resto que no ocultaba mi homosexualidad, no entiendo por que debía hacerlo como me sugerían algunos profesores, si en esta vida hay que ser valiente y aceptarse tal y como es uno mismo, en el instituto algunos compañeros de mi clase no paraban de compararme contigo, intentandome hacer daño -"tu eres igual que Zerolo, un maricón"- me decían. Para mi era un orgullo que me compararan contigo, alguien valiente que ha vivido la vida como realmente ha querido sin esconderse y aceptándose tal como es.

Ya no estas entre nosotros, solo nos quedan tus huellas que has dejado en cada uno de nuestros corazones, corazones que hoy son más libres gracias a ti, a tu valentía, a tu lucha. Estaremos eternamente agradecidos, y quizás vengan momentos difícil y oscuros en cuanto a nuestros derechos, pero siempre terminara saliendo el arco iris.

No hay comentarios:

Publicar un comentario