domingo, 24 de julio de 2016

¿Follar o hacer el amor?

Con el paso de los años y también influido por las circunstancias que ocurren en la vida, uno madura y cambia su forma de pensar y actuar. También este cambio se lleva a cabo en todo lo relacionado con la sexualidad: estamos más seguros de nuestra orientación sexual, queremos comprometernos o no con alguien, sabemos lo que nos gusta y lo que no, experimentamos con nuestra sexualidad...

Desde hace unos meses estoy viviendo un profundo cambio en mi vida del que ahora estoy empezando a ser consciente. Estoy madurando en ciertos aspectos de mi vida y mi estoy empezando a replantear por primera vez que es lo que quiero para mi, como quiero vivir mi propia vida y que es lo que realmente me hace feliz. Todo cambio tiene su origen, un punto cero desde el que dejamos lo que somos para convertirnos en cada paso que damos en algo muchísimo mejor. Solo hay que seguir el camino y dejarse llevar, en eso consiste la evolución.

Mi origen comienza cuando empece a salir con mi última ex pareja. Notaba que era diferente a las otras veces, esta vez lo que sentía era amor, y ese momento mágico se manifestaba cuando nuestras almas llenas por la pasión y el deseo se fundían en una sola. Cuando él y yo hacíamos el amor. Era la primera vez en mi vida que hacia el amor, antes solo me limitaba a follar.

Y este es el tema del que quiero tratar en esta nueva entrada personal en el blog; la gran diferencia que existe entre follar y hacer el amor. Muchas personas creen que hacer el amor y follar es lo mismo; pero se equivocan, están muy confundidos.

Cuando simplemente nos dedicamos a practicar sexo por sexo buscamos nuestro propio placer sin importarnos mucho el de la otra persona. También hay veces que practicamos sexo como forma de liberación de muchas cosas, como por ejemplo el estrés. En el sexo por sexo nos dejamos guiar solo por el físico de la otra persona, porque lo químico no interesa y solo se consigue cuando estamos enamorados o mantenemos una amistad-relación profunda con la otra persona.

Tras probar en mi vida los dos tipos que existen de mantener relaciones sexuales, follar y hacer el amor, me quedo sin lugar a dudas con hacer el amor. El cariño, la confianza, el fundir los cuerpos en uno solo, las miradas cómplices entre ambos, el querer complacernos ambos, el poder besarle en cualquier momento y no solo en el acto sexual... Todo esto y más es lo que he descubierto y aprendido haciendo el amor.

Aunque para mi hacer el amor no se consigue solo exclusivamente teniendo una pareja. Todos podemos llegar a hacer el amor sin tener una relación sentimental. Simplemente lo único que tenemos que hacer es conocer más a las personas, saber algo más de su vida y para así tener un poquito más de confianza.

Aunque en este momento de mi vida prefiera más  hacer el amor, eso no implica que alguna vez me divierta y mantenga sexo por sexo.

Con esta entrada que he publicado en el blog quiero decir que no estoy en contra de practicar el sexo por sexo, cada uno es libre de buscar lo que le haga feliz en su vida, siempre y cuando no haga daño y mienta a las demás personas; y lo mas importante: no se mienta a si mismo.

Y tu que prefieres ¿Follar o hacer el amor?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario