miércoles, 21 de diciembre de 2016

Miedo a ir de la mano con mi novio por la calle

Debería ser el gesto más natural del mundo cuando uno esta enamorado de verdad, hablo de el coger de la mano y dar besos a tu pareja en público. Pero desgraciadamente para el colectivo lgtb esto no es nada fácil de realizar.

Según un estudio de 2014 que realizo un organismo dependiente de la Unión Europea, dos de cada tres parejas lgtb tienen miedo a realizar muestras de afecto en público por si hubiera una reacción/agresión lgtbfobica.

Todo este temor se agrava si en vez de vivir en una ciudad grande y abierta se vive en un pueblo pequeño donde todos los habitantes se conocen entre ellos, ya si que no hay ninguna muestra de afecto públicamente.

Pero también en las ciudades grandes y abiertas como Madrid ocurre esa inseguridad y miedo, sobre todo cuando uno abandona las zonas lgtb friendly de la capital (Chueca, Gran Vía o el centro comercial de Príncipe Pio).

Es normal que las primeras veces se tenga un poco de miedo y ansiedad al realizar muestras de afecto con tu pareja en público, sobre todo si uno no esta en las zonas lgtb friendly citadas antes.

Desgraciadamente nos podemos encontrar con algunas reacciones de desagrado, insultos e incluso agresiones. Pero no debemos de tener miedo, debemos ser valientes y recordar que si alguna de esas cosas sucediera, hemos avanzado mucho en materia de derechos lgtb y ante cualquier acto lgtbfobico tenemos a la justicia de nuestro lado, porque los delitos de odio, son delitos y están penados en España.
Mi propia experiencia
Como dije antes, todos hemos sentido miedo alguna vez al mostrar muestras de afecto en público, y en ese todo me incluyo también yo.
A mi al principio, sobre todo con mis primeras parejas/rollos, me daba mucha inseguridad y miedo el besarme o cogerle de la mano en público. Las primeras veces cuando íbamos de la calle cogidos de la mano, como hace cualquiera pareja normal, me ponía un poco nervioso, miraba a los lados para saber si alguien estaba mirando o reaccionaba mal.

Toda esta preocupación disminuía cuando estábamos en las calles de Chueca, y es que el ver más gente que es como tu haciéndolo te da más tranquilidad y confianza. Y es que la visibilidad de otros te ayuda mucho a ti mismo.
Con el paso del tiempo, deje de tener miedo a dar besos y coger de la mano a mis parejas en público. Con mi ultimo novio no nos escondíamos y no nos cortábamos a la hora de mostrar nuestro amor. Y es que cuando uno quiere de verdad a alguien y esta feliz de ello la mejor manera es demostrarlo y no reprimir nunca nuestros propios sentimientos.

Ahora ya no estoy pendiente de lo que opinen los demás, a veces incluso se me olvida que cuando me beso con un chico en público podemos ser el centro de varias miradas. Ahora soy visible no solo en las zonas lgtb friendly, también en el metro, cine, restaurantes, parques...

Todos deberíamos no cortarnos y no tener miedo de mostrar muestra de afecto en público, no podemos encerrarnos guetos ya que eso no ayuda nada a la normalización y visibilidad del colectivo lgtb. Debemos ser como nosotros queramos ser.

2 comentarios:

  1. Yo me acuerdo cuando la primera vez que besé a mi novio en publico y escuche un murmullo diciendo "par de maricas hptas" y sabe que hicimos mi pareja y yo? Nos cogimos de la mano y nos besamos más profundamente y la rabia de aquel señor hizo que se alejara de nosotros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho. Por el artículo y por tu respuesta a ese homófobo. Hay que seguir luchando para conseguir un mundo mejor.

      Eliminar