lunes, 16 de enero de 2017

Me acojona enamorarme de ti

Los psicólogos lo llaman filofobia, otros miedo al compromiso y yo simplemente los llamo miedo a enamorarme de ti. Miedo a no estar a la altura contigo. Miedo a que te acabes cansando y aburriendo de mi, y a que al final te termines marchando dejándome el corazón roto en mil pedazos cada vez que recuerde un beso tuyo.

De nuevo otra vez el destino vuelve a echar las cartas, el azar quiso que te conociera cuando menos me lo esperaba y en el sitio menos pensando.
Y es que no somos más que dos extraños que se hablan por primera vez mientras van andando por las frías calles de Madrid. Sintiendo una conexión especial y mágica; o al menos eso es lo que siento yo...

Y que hay de ese momento en el que me encuentro parado frente a ti, sin saber que decir y hacer; callándome lo que de verdad siento. Finjo y me hago el duro para que así no te des cuenta de lo que de verdad quiero; y no es más que lanzarme hacia tus labios para probar por primera vez el sabor de tus besos.

Ojala pueda contigo quitarme ese miedo "al que pasara" por el de "esta pasando". Pero aun me sigo preguntando como uno puede volver a amar cuando otros antes ya le rompieron el corazón.

3 comentarios:

  1. Sinceramente, he sentido plena identificación con esta entrada. Ha sido leerla y verme a mí mismo reflejado ahí. Llevo un tiempo que también estaba recapacitando sobre esto y es doloroso ver que no tienes la valentía de poder decir las cosas a la cara por miedo al rechazo, que es lo que, al final, acaba derivando este temor al compromiso. O al menos es una de esas cosas.

    Adoro esta reflexión y, por ende, esta entrada. Un saludo y un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  2. Sinceramente creo que es una cosa muy personal la que has escrito. Yo me he dado cuenta de que me da miedo enamorarme este mes de diciembre. En realidad, creo que ya lo sabía de antes, pero aceptarlo es mucho más complejo que darse cuenta. Pero al final yo creo que hay personas con las que no puedes controlar tus sentimientos por mucho que quieras... y espero que encuentres a alguien que te altere tanto como si te hubieras tomado 4 cafés.

    ResponderEliminar
  3. Me he sentido como se me estuvieran describiendome, punto por punto, desde que tengo uso de razón, cuando veo que algo puede surgir con otro chico, me aparto, aunque le destroce su corazón, pero yo también salgo mal parado. Es como un quiero y no puedo, como si enamorarme,fuera superior a mi no fuera conmigo

    ResponderEliminar