miércoles, 31 de agosto de 2016

Circuncisión ¿Si o no?

La circuncisión es una sencilla operación quirúrgica en la que se le extirpa al hombre el prepucio, es decir, el trozo de piel que rodea al glande. Los motivos para practicar la circuncisión son debido a culturales, religiosos o médicos.

El acto de la circuncisión tiene su origen en la religión, concretamente es una practica muy común entre los judíos y los musulmanes, a los varones recién nacidos se les practica la circuncisión en un ritual religioso.

Pero cuando la abertura del prepucio es demasiado estrecha para dejar paso por completo al glande, una condición denominada fimosis, se recomienda la circuncisión. Cuando se realiza por estas razones médicas la circuncisión implica a 10 hombres de cada 1000. Esto es lo que se denomina circuncisión medica.

Ahora algunos estudios sugieren que la circuncisión masculina ha reducido el riesgo de infección por VIH entre los hombres heterosexuales en el África subsahariana. La OMS recomienda considerar la circuncisión como parte de un programa contra el VIH en zonas con altos índices de infección. Para hombres que tienen sexo con otros hombres la evidencia de un beneficio contra el VIH es menos clara. El uso de la circuncisión para prevenir el VIH en el mundo desarrollado no se considera.
Otro de los aspectos a señalar y que más preocupan a los hombres que están circuncidados es el de si afecta al funcionamiento sexual. Aunque se ha debatido mucho de que si la circuncisión puede disminuir la sensibilidad del glande, médicos han confirmado que no existe ninguna diferencias a la hora de sentir placer entre los hombres que están circuncidados y los que no lo están.
Según hombres que están circuncidados el placer no se reduce, pero cambia la forma de percibirlo. En ningún caso la sensibilidad del glande se pierde parcial o completamente debido a la operación, a no ser que se hayan dañado nervios, lo que es muy raro que se produzca en una operación tan sencilla. Lo que si disminuye es la hipersensibilidad inicial en el glande cuando el pene se pone erecto.
Cabe destacar que la piel del prepucio no interviene en el coito, porque durante la penetración (anal o vaginal) este trozo de piel se retrae, dejando al glande al descubierto y en contacto directo con las paredes de la vagina o del ano.
En mi vida sexual he tenido la oportunidad de estar con hombres que estaban circuncidados, y no he notado yo ni la otra persona ninguna disminución del placer en las relaciones sexuales, si no todo lo contrario. Si que es cierto que la manera de masturbarse es muy diferente de los que están circundados y los que no. Mientras que los que no estamos circuncidados nos masturbamos de manera más fácil y rápida, solo subiendo y bajando el prepucio, los no circuncidados tienen que lubricar su glande con saliva para humedecerlo y así poder masturbarse, esta técnica lo único que provoca es que la eyaculación tarde más en producirse.
Esta técnica de masturbación diferente la probé y es auténticamente placentera para la gente que no esta circuncidada porque es una nueva forma de sentir placer en el glande, ya que la gente con prepucio tenemos muy hipersensible el glande.
Respecto a la penetración y sexo oral no hay ningún problema ni perdida de placer en comparación con la gente no circuncidada, es exactamente lo mismo, la única diferencia que existe solo es en la manera de masturbarse. Con lo cual no pasa nada por estar circuncidado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario