domingo, 4 de diciembre de 2016

Yo me masturbo ¿y tú?

A pesar de estar ya en el S.XXI, la masturbación sigue siendo un tabú para muchas personas. Aun existen muchos mitos y prejuicios sobre la practica de la masturbación. Mientras que la mayoría de los hombres no tienen ninguna vergüenza en reconocer que se masturban, en muchas mujeres el hecho de masturbarse sigue siendo tabú.
 
La masturbación consiste en estimular los órganos genitales o zonas erogenas con la mano o otra parte del cuerpo para proporcionarse satisfacción sexual.
 
Durante siglos la masturbación ha estado considerada como pecado y perjudicial para la salud. Hoy estudios médicos y psicológicos han desmentido esas afirmaciones y han demostrado que el hacerse pajas o dedos es bueno para la salud. El principal rechazo hacia la masturbación se debe a motivos religiosos, ya que las religiones siempre han condenado el sexo y se han mostrado en contra de que el ser humano encuentre placer y felicidad a través del sexo.
 
Existen muchos mitos sobre la masturbación, que como todo mito son completamente FALSOS, los más comunes son los siguientes:

  • Masturbarte te produce ceguera
  • Masturbarse produce que no te crezca la mano y que te salga pelo en la palma de la mano
  • Masturbarse disminuye el tamaño del pene
  • Masturbarse te vuelvo adicto al sexo
  • Masturbarse te convierte en homosexual
Con el paso del tiempo y tras estudios médicos y psicológicos han venido a demostrar lo que ya sabíamos muchos, que el masturbase no es nada malo para la salud y que incluso tiene beneficios para la salud. El masturbarse produce en el cuerpo los siguientes beneficios:
 
  • Ayuda a mejorar el sistema de menstruación
  • Fortalece el sistema inmunitario
  • Provoca relajación y libera el estrés del cuerpo
  • Elimina la tensión muscular
  • Ayuda a controlar la eyaculacion precoz
  • Mejora la aceptación de nuestro propio cuerpo
La masturbación forma parte de nuestra vida, es una experiencia auténticamente placentera y orgasmica. Tenemos que vivir nuestra sexualidad de manera natural, sin miedos y vergüenzas. Al masturbarte conoces tu propio cuerpo y sus ritmos, el conocer nuestro cuerpo provoca que nos conozcamos mejor a nosotros mismos.
 
Existen multitud de maneras de masturbase, mientras te duchas, tumbado en la cama, en pareja, con amigos, por la cam, usando juguetes sexuales... Solo tienes que elegir la que más te guste a ti ¿o porque no probarlas todas?.

Yo desde años me masturbo con frecuencia. Me encanta cuando llega ese momento del día en el que me doy auto placer porque consigo desconectar y eliminar de todo el estrés de la jornada. Os recomiendo que vosotr@s también os masturbéis y disfrutéis del auto placer. ¿A que estáis esperando?.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario